Remedios Caseros para la Fiebre

Remedios Caseros para la Fiebre

La fiebre por lo general es de origen infeccioso causada por microorganismos que meten sustancias tóxicas en tu cuerpo y actúa como defensa frente a la agresión.

Las inflamaciones no infecciosas, los hematomas, hemorragias y traumatismos también pueden causar fiebre.

¿Qué hacer para Bajar la Fiebre?

Los remedios caseros para bajar la fiebre son el recurso perfecto, eficaz y barato que siempre está al alcance de tu mano y antes de usarlos debes saber que:

La fiebre inicia con:

  • Escalofríos
  • Temblores
  • Dolor de cabeza
  • Aumento de la temperatura
  • Aumento de las pulsaciones
  • Aumento de la frecuencia respiratoria
  • Pérdida del apetito
  • Sed

Aquí te presentamos las mejores recetas con remedios caseros para curar la fiebre y el dolor de cabeza.

Recetas con remedios caseros para Curar la Fiebre

Tu temperatura promedio debe estar alrededor de los 37ºC, si esta aumenta de forma prolongada entonces se considera fiebre.

Medicarte con fármacos no es lo apropiado. Recuerda que la fiebre es un defensa del cuerpo que te alerta sobre algún problema en tu organismo.

Pero mantenerla a raya es fundamental porque de elevarse a temperaturas como los 40ºC ó 42ºC se convierte en algo más complicado.

Remedios Caseros para la Gripe y Fiebre

Cuando la fiebre aparece, existen una serie de remedios naturales que puedes aplicar para que la temperatura corporal disminuya y son los siguientes:

¿Cómo bajar la fiebre rápido en niños?

Compresas de vinagre para bajar la fiebre en bebés

Parabajar la fiebre en niños inmediatamente, el vinagre es un método efectivo, sin dolor y barato. Probado también en adultos este remedio para la fiebre es excelente.

MIRA LO QUE DEBES HACER:

Moja unos paños con vinagre y ponlos en las axilas, en las verijas y en el cuello del niño, mantenlos ahí durante 15 min.

Cada 5 minutos retira las compresas, exprime, vuelve a mojarlas con vinagre y a colocarlas en las mismas zonas.

Así de sencillo es este remedio natural para bajar la fiebre en niños de forma rápida que, aunque no tiene un olor agradable en 15 minutos verás cómo se redujo la temperatura.

No obstante, complementa con alguno de os remedios caseros para la fiebre que te exponemos a continuación.

Más Remedios Caseros para Quitar la Fiebre

– Agua fría para bajar la fiebre

Esta es una variante de las compresas en caso de que no tengas vinagre. Cuando la fiebre es muy alta coloca paños mojados con agua fría detrás del cuello y/o en la frente. Puedes humedecer también las manos, las ingles, las axilas y los pies.

– Baño de agua tibia para que te baje la fiebre

Eficiente y recomendado conjuntamente con cualquiera de los tratamientos para bajar la fiebre rápido.

– No comas mucho si tienes fiebre

No abuses de los alimentos. Las sopas de verduras son excelentes para recuperar los nutrientes que tu cuerpo necesita. ¡Aprovéchalas!

– Hidratarte bien cuando tienes fiebre

Que tomes abundante agua para combatir la fiebre es fundamental, porque tu organismo sufre deshidratación al combatir los agentes externos.

Té para Bajar la Fiebre

– Té de fenogreco para Quitar la Fiebre

El fenogreco tiene vitaminas y minerales es una remedio muy bueno para bajar la fiebre.

Ingredientes:

  • Agua hirviendo
  • 2 cucharadas de semillas de fenogreco

Modo de preparación:

Vierte las semillas en una taza de agua hirviendo y después de 5 minutos en reposo lo cuelas y lo tomas a temperatura ambiente.

– Té de lechuga quita la Fiebre

El té de lechuga es rico en calcio, sodio, potasio, fósforo y magnesio. Fortalece tu cuerpo y lo nutre además de hidratarlo. Este es uno de los tés más favorables para bajar la fiebre y para la gripe.

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • Una lechuga entera

Como prepararlo:

Debes hervir el agua y luego añadirle la lechuga previamente lavada. Esperas 15 minutos y de ser necesario añades edulcorante.

Después de colarlo ya está listo para que lo consumas como agua común.

– Té de Milenrama para Bajar la Fiebre

La milenrama es una planta de uso medicinal utilizada para múltiples dolencias, pero en forma de infusión es un remedio casero poderoso para reducir la fiebre.

Prepárala como un té común.

– Té de salvia, miel y zumo de limón para la Fiebre

El té de salvia te ayuda a transpirar y reduce la fiebre.

Pon 3 o 4 hojas de salvia en una taza de agua hirviendo por 10 minutos y aumenta sus beneficios con miel y zumo de limón.

– Té de Ajo para eliminar la Fiebre

El ajo caliente tiene un efecto antifúngico y antibacteriano, como remedio casero para bajar la fiebre es muy eficaz y favorece la sudoración eliminando las toxinas.

Ingredientes:

  • Una taza de agua hirviendo
  • 1 diente ajo

Como prepararlo:

Pica un diente ajo en pequeños trozos y ponlo en la taza de agua caliente durante 10 minutos, cuélalo y bebe cuando esté listo.

* No se recomienda para mujeres embarazadas y niños pequeños *

Otra Recetas caseras para Bajar la Fiebre

– Jengibre para la fiebre

El jengibre es un antiviral natural que beneficia al sistema inmunológico y hará que tu cuerpo libere calor reduciendo así la fiebre.

Puedes hacerlo en forma de infusión o bañarte con polvo de jengibre.

Para bañarte con polvo de jengibre, vas a llenar la bañera, añades el polvo y/o aceite de jengibre, esperas 15 minutos y tomas el baño durante unos 10 minutos.

– Jugo de Pasas para Bajar la Fiebre

Las pasas son antibacterianas, ayudan a reducir la temperatura corporal y las infecciones.

Ingredientes:

  • 25 pasas
  • Media taza de agua
  • Zumo de limón

Método de preparación:

Coloca las 25 pasas en la taza con agua durante 1 hora, cuando estén blandas machácalas junto con el agua en la misma taza y añade zumo de limón.

Vas a tomarlo 2 veces al día para reducir la fiebre.

– No arroparse en exceso ayuda a que la fiebre baje

Aunque la fiebre te produzca frío, no debes abrigarte porque esto contribuye a que la temperatura del cuerpo suba.

Lleva ropa ligera y no te tapes con alguna colcha o cobertor.

– Clara de huevo para que tu fiebre baje

Moja un papel con clara de huevo batida y ponlo en tus pies con un calcetín.

La viscosidad de la calara funciona como una capa de grasa que absorbe el calor del cuerpo y reduce la fiebre.  

¿Cómo medir la fiebre?

Por lo general la temperatura corporal se mide en la axila. El valor promedio es de 36,4ºC en las primeras horas del día y 37ºC en las tardes, pero esto varía según la persona.

La temperatura rectal es la más exacta y por lo general marca un grado por encima.

Poner el termómetro en la boca es otra forma en la que puedes tomar la temperatura y consigue alcanzar medio grado más que cuando la tomas por la axila.

Cuando temperatura sube solamente unas líneas (entre 37ºC y 38ºC) estás en presencia de una febrícula, pero de superar los 39ºC, a la fiebre se la llama pirexia e hiperpirexia.

Si este llega a ser tu caso debes consultar de inmediato al médico para que determine si la causa de tu fiebre es producto a una infección o algún tipo de traumatismo.

Deja un comentario