Remedios Caseros para la Tos Seca

Remedios Caseros para la Tos

La tos seca es causada generalmente por la gripe y los resfriados, pero el polvo, las bacterias, y sustancias que afectan las vías respiratorias también son causantes comunes.

La tos es la encargada de limpiar nuestro organismo y brinda protección a la vía respiratoria, facilita la expulsión de secreciones y otras partículas extrañas, pero debes tener en cuenta que puede llegar a ser perjudicial.

¿Qué es bueno para calmar la tos seca?

Acudir a la farmacia es lo que suelen hacer las personas que padecen este síntoma, quizás también hacías esto antes, pero aquí te mostraremos como utilizar fármacos no es la única opción que tienes para tratar la tos seca.

Existen descongestionantes, antihistamínicos y expectorantes naturales que te ofrecen los remedios caseros para la tos y que deben ser tu primera opción para tratar la tos seca.

Remedios naturales para la tos seca

Como hablamos anteriormente la tos es provocada por diferentes razones, pero cuando se trata de la tos seca la cosa se pone un poco más seria.  

Aquí te mostramos todo lo que puedes hacer para calmar este síntoma tan incómodo. La solución está a tu alcance.

Prepara una infusión de hojas secas de tomillo, dulcifícalo con miel, y tómalo por sorbos pequeños o a cucharadas con una frecuencia de tres o cuatro veces al día hasta que al final del mismo hayas ingerido un litro aproximadamente.

Si lo dejas reposar durante 10 minutos y haces vaporizaciones harás que la mucosa se humedezca y se fluidifique.

Vaporizaciones de salvia

Las vaporizaciones de salvia son una manera eficiente de tratar la tos seca o irritante porque además de eliminarla calma la irritación en tu garganta.

Preparara es sencillo, coloca la salvia en un depósito y agregue 1L de agua caliente, las hojas de salvia pueden ser frescas o bien estar secas. A los 10 haga las vaporizaciones.

Los inhaladores que venden en las farmacias también puedes utilizarlos bien para este tratamiento con vapor. Se acomodan perfectamente a la nariz y la boca, y evitan posibles quemaduras.

Vaporizaciones y cebolla con miel

Esta figura entre los remedios naturales para aliviar la tos más longevos y tirnr atributos muy beneficiosos como antiinflamatorio

Corta una cebolla en pequeños dados, añade unas cucharadas de miel para endulzar a gusto y ponlo a hervir en una vasija con agua a fuego lento. Una vez hervido toma o algún tipo de tela o gaza que esté limpio, fíltralo y déjalo en reposo. Debes tomar tres o cuatro cucharadas por día.

Cundo vayas a dormir puedes dejarlo desatapado mientras permanezca caliente, de esta manera podrás respirar su vapor durante mucho tiempo y descongestionarás las vías respiratorias.

Es importante que coloques la vasija con el caldo hirviendo en un lugar que no provoque ningún accidente.

Jengibre con miel y limón

Hierbe durante 15 minutos en unas rodajas finas de jengibre fresco en una vasija con agua. Repósalo durante otros 15 minutos, y añade un limón y miel a gusto.

Usar leche en vez de agua es una alternativa. Además del resfriado calma el dolor al tragar porque el jengibre es un expectorante natural que junto al limón y a la miel es capaz de aliviar la irritación en tu garganta.

Quitar la tos con una buena hidratación

Ingerir más líquido de lo habitual es fundamental es el factor natural que más contribuye a eliminar el moco seco de tu nariz y garganta y te permitirá mantener el cuerpo hidratado.

Pero si padeces alguna enfermedad renal o cardíaca que excluya el alto consumo de líquidos debes tener cuidado y no exagerar.

Tipos de tos

La tos se clasifica según su duración e intensidad. Se denomina tos aguda cuando persistencia no pasa las 4 semanas, tiene resultados de menor influencia.

Su causa más común es el resfriado, pero no puede descuidarse porque también es síntoma de la insuficiencia cardíaca congestiva, el trombo-embolismo pulmonar y la neumonía.

Tos subaguda cuando llega a las 8 semanas, por lo general surge durante una infección respiratoria de mayor grado que el resfriado, pero en este período de tiempo se erradica por si sola.

Y la tos crónica cuando su duración sobrepasa las 8 semanas y en tal caso de debes acudir de inmediato al médico.

Más remedios caseros para la tos:

Té para la Tos

Te para la tos

El uso de los tés como remedio natural para la tos siempre ha sido un arma valiosa por su fácil preparación y su alto nivel de efectividad. Además de sus propiedades específicas según para lo que vayas a usarlas, el té como remedio casero es un modo de hidratación para tu cuerpo y puedes usarlos de manera preventiva.

Té casero para la tos

El té casero para la tos como bien hemos dicho, es muy favorable como remedio natural para varias dolencias y además de usarlo como remedio puedes compartir con tus amigos o familia de una buena charla saludable.

1. El té de tomillo

El té de tomillo es un antinflamatorio natural beneficioso para los pulmones y las afecciones del aparato fonador que reduce el dolor y se le conoce por sus buenísimos resultados curativos.

Es un excelente antibacteriano, por ejemplo, si algún microbio está originando tu tos, este es el té que buscas. Debes tomarlo 2 o 3 veces al día, su modo de preparación es el clásico.

2. El té de limón con miel y canela

Como antibiótico eficaz el limón es excelente, pero aplicarlo de forma directa puede ser muy agresivo. Si lo mezclas con miel (antibacteriana) y canela (antimucolítico) verás los resultados positivos de esta medicina natural en uno o dos días.

3. El té de hierbabuena

Entre los más comunes este té es un especialista en desleír la mucosidad que te complica la respiración y contrarresta las infecciones y la inflamación. Si le añades un poco de canela en rama sus beneficios serán aún mayores.

4. El té de limón con rooibos

Rico en minerales que fortalecen el sistema inmunológico este té también como antihistamínico es fabuloso, se utiliza con frecuencia para las alergias y los estornudos, pero es uncomplemento excelente para los catarros.

5. Té de equinácea con jengibre y miel

Utilizadas en el tratamiento de gripes y resfriados estas plantas ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y la eliminan la tos.

Ingredientes: 

  • Dos (2) cucharadas pequeñas de las hojas o de la raíz de la Equinácea
  • Cinco (5) cm de jengibre fresco
  • Un (1) litro de agua hirviendo

Como prepararlo: 

Agrega los ingredientes en el agua hirviendo, déjelos reposar entre 10 a 15 minutos y manténgalos tapados. Antes de beber la infusión debe colarla.

Consumir entre tres y cuatro veces al día o siempre que la garganta esté seca.

6. Té de Eucalipto con miel para la tos

El Eucalipto goza también de buena reputación en el tratamiento de resfriados, y de problemas respiratorios como la bronquitis o el asma.

Ingredientes: 

  • Una (1) cucharadita de hojas picadas de Eucalipto o entre tres (3) y seis (6) gotas de eucalipto
  • Una (1) cucharada de miel 
  • Una (1) taza de agua hirviendo

Como prepararlo:

Coloque la miel y las hojas de Eucalipto en un recipiente y mezcle con agua hirviendo. Manténgalo en reposo entre 10 y 15 minutos. Cuele antes de y beba entre 3 y 4 veces diariamente.

Este video te mostrará de forma detallada como puedes preparar té e infusiones de la manera correcta según tu necesidad

Además del té

Además de del té para tratar la tos los jugos ricos en vitamina C (el jugo de naranja y el de cereza), los caramelos de menta, de frutas o de miel, también son buenos para esta dolencia. Son buenos estimulantes para la producción de saliva que mantendrán tu garganta hidratada.

No queremos irnos sin dejarte una variante del té para la tos. A continuación, te enseñamos a preparar en casa un jarabe excelente para la tos.

Jarabe casero de miel con limón y propóleo para la tos seca

Excelente para aliviar la irritación en la garganta e hidratarla ayudando a eliminar la tos.

Ingredientes: 

  • Ocho (8) cucharadas de miel
  • Ocho gotas de Extracto de Propóleo
  • El jugo de 1 limón mediano.

Como prepararlo: 

En un frasco de vidrio con tapa mezcla bien todos los ingredientes (miel, jugo de limón y propóleo)

Ingerir entre 3 y 4 veces al día. Siempre que sientas la garganta seca también debes tomarlo hasta que los síntomas desaparezcan.